¡Nerea se queda! ¡Desahucio paralizado!

Mas de un centenar de personas, de distintos distritos y pueblos de la Comunidad de Madrid, acudieron hoy al evitar que Bankia dejara en la calle a Nerea y a su hijo. Nerea es una joven cuya su única fuente de ingresos son pequeños trabajos esporádicos planchando en casas. Por lo extraordinariamente precario de su situación laboral no puede acceder a una vivienda en régimen de alquiler. Nerea vive con su hijo en una casa muy modesta propiedad de Bankia, de donde seguramente la entidad de desahució a sus anteriores dueños. El hijo de Nerea tiene 6 años y está enfermo de diabetes, por lo que hasta el momento requiere constantes cuidados y atención. Seguir leyendo

Taller de Titulaciones: la prueba de la gran estafa hipotecaria

¿Qué son las titularizaciones?
Antes de que empezara la crisis, las entidades financieras vendieron las hipotecas a terceros (a fondos de inversión) para evitar el riesgo de impago. Cuando los bancos presentan la demanda de ejecución hipotecaria al juzgado las viviendas constan como propiedad suya. En el certificado de dominio y cargas del registro aparece el banco como titular de la garantía.

Seguir leyendo

El apoyo mutuo y la solidaridad, armas contra la desesperación

D. tiene dos hijos, uno mayor de edad y otra de nueve años. Vivía con ellos en el madrileño barrio de Carabanchel en una casita alquilada. Su casero y dueño de la vivienda no pudo pagar la hipoteca que tenía con el Deutsche Bank y la entidad bancaria se quedó con la casa. Pero D. seguió viviendo en ella. Hace unos meses, la entidad alemana, que cerró el año 2014 con unas ganancias netas de 1.691 millones de euros, un 148% más respecto al año anterior, inició un procedimiento para desahuciarla. Seguir leyendo

Acompañamiento, el jueves pasado, a nuestra compa D.

El pasado jueves 19 de noviembre nos concentrábamos ante la sede de Deutsche Bank para exigir una solución habitacional para la compañera D.

Tal y como hemos informado en anteriores ocasiones la compañera D. es desempleada y tiene una hija de 9 años. Vivió en una casa propiedad del Deustche Bank que nunca quiso llegar a ningún acuerdo con ella en forma de alquiler social y siempre la amenazó con el desahucio. Seguir leyendo