Matilde no está sola

Matilde es una de las compañeras más valoradas y más queridas del Movimiento de Vivienda de Madrid. Una leona que no duda en desplazarse donde sea con tal de tratar de apoyar para que se paralice un desahucio. Su vida es un ejemplo de trabajo, de lucha y sacrificio.

Hija de emigrantes andaluces que vinieron a Madrid huyendo del latifundismo y la miseria, empezó a trabajar en un pequeño taller de costura el día que cumplió los 14 años. Toda una vida de trabajo en un sector tan duro y mal pagado como es el sector de la limpieza, toda una vida de trabajo en casa, asumiendo también el cuidado de toda su familia. Esa voluntad de cuidar le llevó a avalar con su vivienda la compra de la casa de su propia hija.

El gigante bancario alemán, el Deutsche Bank, le ofrecía un crédito a su hija a condición de que fuera avalado con la casa que Matilde y su marido habían comprado con gran sacrificio. Como tantos padres y madres así lo hicieron, dispuestos a lo que fuera por la felicidad de los suyos. Pero las condiciones de trabajo de su hija cambiaron y la cuota de hipoteca, a interés variable, se disparó. Los numerosos esfuerzos y sacrificios de toda la familia ya no bastaban para afrontar las letras que ascendían ahora hasta los 1.600 euros, cantidad imposible de pagar para una familia obrera. Así que su hija perdió la casa que durante tanto tiempo había pagado. No contento el Deutsche Bank con haberse quedado con la casa de su hija, reclamó además la casa de la propia Matilde que había sido aval de la hipoteca.

Cuando nos llaman caraduras, perroflautas o que queremos vivir de gorra siempre pienso en historias como la de Matilde, de tantas personas que han trabajado como esclavas toda su vida y a quienes han estafado gigantes empresariales hasta sacarles los tuétanos.

Pero Matilde no está sola. Matilde es inteligente, luchadora y digna. Matilde ahora conoce sus derechos y es valorada y querida con locura por todo su vecindario y toda la gran familia que es la PAH y el Movimiento de Vivienda, y que va a luchar hasta el final para defender a una mujer tan admirable.

La situación de la ILP por el derecho a la vivienda

El actual gobierno municipal, autoproclamado “del cambio” con fines puramente propagandísticos, pues la situación de la gran mayoría de la población madrileña, y en especial de aquellas personas más vulnerables, no han visto ni un atisbo de mejora en sus vidas durante estos más de 2 años de nefasta gestión municipal. Más bien se suman al establishment (“apoltronamiento”) y prolongan políticas neoliberales dinamitando aún más el “bienestar”, por no decir malestar, de todas las vecinas. Incluido en materia de vivienda.

Hace unos meses el movimiento de vivienda de Madrid (Asambleas 15M, PAHs,…) en colaboración con varias entidades sociales (ALA, FRAVM,…) apostamos por un texto legal por el derecho a la vivienda y la pobreza energética en la Comunidad de Madrid, replicando otras regulaciones ya existentes en otros lugares del Estado (como la Ley 24/2015,…), a través de una ILP (Iniciativa Legislativa Popular), que no sólo regula el acceso a la ciudadanía actual a la vivienda, sino que dejaría atada la imposibilidad de la especulación con la vivienda pública para que no se repitan ejemplos ya vividos. Siendo apoyada esta ILP mayoritariamente por 78.000 firmantes en menos de tres meses. Ampliamente superada las 50.000 firmas exigidas.

Si las firmantes de esta ILP se equiparasen en votos se traducirían en más de 3 diputadas en la Asamblea de Madrid. Siendo un clamor popular la aprobación de este texto para exigir hacer efectivo, una vez más, el derecho de acceso a la vivienda incluido en el artº47 de la Constitución Española del régimen del 78 -que siguió al régimen “del que lo dejó todo atado y bien atado”-, entre otras regulaciones. Mientras, en Madrid siguen produciéndose diariamente decenas de desahucios. En ese impasse político creemos que es necesario cargarse de razones, apoyos y presión para garantizar la aprobación del proceso. Desde nuestra asamblea pensábamos que podría haber sido un buen momento para dar, quién sabe si hubiese sido, el empujón definitivo a la ILP llevando al pleno de noviembre de la Junta Municipal del Distrito (JMD) de Carabanchel una moción en apoyo a ella.

Donde todos los grupos políticos la votasen y pudiese salir otro apoyo político al igual que otros municipios y distritos madrileños ya hicieron. Aunque nuevamente y lamentablemente, el Gobierno de la JMD dé la espalda a las personas más vulnerables al no incluir la moción en el orden del día del citado pleno priorizando estériles debates como órganos burocráticos de pseudoparticipación sin decisión alguna en la vida política del distrito (foros locales). Incoherentes totalmente a los vacíos discursos que pregonan sobre participación ciudadana, usurpando o intentando robar nuestra voz. Sobretodo alegando ¡falta de utilidad pública!, teniendo en cuenta la imperiosa necesidad de poder dormir bajo techo, y que se trata de entidades sociales, como la FRAVM, las que promueven esta iniciativa de las cuales proceden algunos de sus compañeros de régimen (ejemplo, 2º teniente de alcalde de Madrid). Teniendo en cuenta también que hasta la presidenta de la JMD firmó esta ILP en la recogida de firmas al contrario que su jefa, Manuela, que se negó a firmarla-¡la bronca que le habrá caído a la subalterna de la jefa Manuela!.

Tal vez el motivo, quién sabe, por el que se hayan negado tan siquiera a debatir su apoyo institucional sea por órdenes de arriba. Sin embargo, contrasta enormemente que la JMD sí que nos tiene incluidas dentro de su listado de entidades en el distrito, de cierta utilidad, a las cuales bombardear a base de correos electrónicos con sus campañas.

De todos modos, seguiremos luchando contra tanta injusticia y denunciando hechos y actitudes tan nocivos como los descritos.

Charla-debate: la subida de los alquileres

Asamblea Popular para defender nuestros derechos como inquilinos e inquilinas.

El derecho a la vivienda está, de nuevo, en situación de emergencia. En los últimos doce meses el precio del alquiler ha subido casi un 15% en Madrid y un 18 % en el conjunto de la comunidad autónoma. Esto, sumado a los bajos salarios medios -casi el 50% de las personas asalariadas cobramos menos de 1.000€- hace que la mayoría de quienes no tenemos una vivienda en propiedad no podamos acceder a una casa digna.

Además quienes alquilamos, no sólo tenemos que hacer frente a unos alquileres desproporcionados y abusivos, están también las condiciones habitacionales de los pisos, los abusos de los propietarios… pero podemos defendernos, unirnos para hacer valer nuestros derechos frente a la voracidad del mercado. Por eso os invitamos este sábado 16 de septiembre, a partir de las 19:30h en la plaza de Oporto, a una Asamblea Popular para conocer la propuesta del recién creado Sindicato de Inquilinos e inquilinas de Madrid.

APC alquileres (JPG)

Otra familia en la calle en Carabanchel, gracias al ayuntamiento “del cambio”

Ayer jueves, como cada semana se reunía la asamblea de vivienda Carabanchel y como ocurre en siempre, acuden muchas personas por primera vez. Esperanza, abuela al cuidado de dos nietxs menores, fue una de ellas.

En Carabanchel intentamos realizar un trabajo previo al desahucio, que las personas que acaban de llegar conozcan las dinámicas del grupo y entiendan que esto es apoyo mutuo, que huimos del asistencialismo, de solucionar problemas a la gente sin que se vean completamente implicadas en el proceso, pues así se construye empoderamiento.

Pero el caso de Esperanza era de extremada urgencia, en menos de 12 horas la SAREB -banco malo- tenía intención de dejarles en la calle. Esperanza estaba en pleno proceso de concesión de alquiler social, donde SAREB ya había incluso solicitado escritos para la tramitación. Pero lo que recibió Esperanza fue la orden de desahucio.

La asamblea debatió y decidió acudir al portal, sin tiempo siquiera de sacar el cartel del StopDesahucios.

En la puerta nos juntamos unas cuantas vecinas y activistas de vivienda. Pero se juntaron muchos más policías municipales y lo peor, con una actitud tremendamente chulesca y comenzaron a amedrentar a la familia mediante amenazas de detención (lo que incluía la detención de la propia familia desahuciada) y con frases del tipo “os vamos a pasar por encima”, “si os detenemos, qué va a pasar con lxs niñxs?”

No quedándose agusto, o previendo no poder cumplir sus amenazas debido a la gran afluencia de vecinas que acudían a la puerta, decidieron llamar a unidades de antidisturbios del Ayuntamiento de Madrid, aquellos que desde el consistorio se aseguró hace tiempo que no volverían a participar en desahucios. La aparición de los “robocops” no hizo mas que aumentar la angustia de la familia y producir en ella un temor a consecuencias físicas y detenciones de las personas presentes, por lo que decidieron entregar las llaves de la vivienda a fin de evitar males mayores.

Otra familia en la calle en Carabanchel

Los cerrajeros, buitres de barrio q se lucran con el sufrimiento de sus vecinos, raudos y veloces pues ya estaban esperando su momento desde hacía rato, colocaron enseguida una placa metálica en la puerta de la vivienda, certificando que OTRA FAMILIA ESTÁ EN LA CALLE EN CARABANCHEL.

Revive un finde de convocatoria permanente en #AcampadaCarabanchel – Ouróboros y Yayo Herrero

En el contexto de la convocatoria permanente de apoyo a #SoluciónLidiaYSanti, el fin de semana del 21-22 julio la APC organizó dos magníficos eventos de denuncia social y reivindicativos de nuevos modelos de sociedad. Aquí os dejamos dos vídeos, uno con la charla-debate sobre Ecofeminismo, con Yayo Herrero en la Pza. Carabanchel y el otro, el vídeo del documental Ouróboros, la espiral de la pobreza. Recomendamos ampliamente el visionado de ambos vídeos. Disfrútalos!. Seguir leyendo