Cash mob el 21 y 22 de junio en una panadería y una frutería de Carabanchel. Celebramos el solsticio de verano con compras masivas en tiendas amigas

En los días con el período de luz más largo del año queremos hacer las colas más largas del año para comprar en tiendas amigas. Son comercios de barrio que donan alimentos todos los viernes para la Despensa Solidaria del espacio sociocultural liberado y autogestionado Eko y la Asamblea Popular de Carabanchel (APC), que abastece a diez familias. Seguir leyendo

Finalmente han desahuciado a Lidia, Santi y sus 4 hij@s

Sí, finalmente han desahuciado a Lidia, Santi y sus 4 hij@s. Ha sido en la mañana del 13 de junio.El pasado 2 de junio la movilización vecinal consiguió parar el desahucio y que se aplazara 11 días. Pero parar este segundo desalojo policial ha sido imposible. De madrugada, a las 6:15 am, una decena de furgonetas de la UIP ya acordonaban e impedían el acceso a la zona. Esta vez, la movilización vecinal no ha sido suficiente y Fidere, el fondo buitre que se benefició de la privatización de la viviendas públicas de protección oficial, tiene una casa vacía más y una familia techo bajo el que dormir. Seguir leyendo

#LidiaYSantiSeQuedan – Os llamamos de nuevo a paralizar el desahucio de Lidia, Santi y sus 4 hij@s

Ya el pasado día 2 de junio una estupenda movilización vecinal consiguió que no les desahuciaran. La vivienda es propiedad de Fidere, el fondo Buitre que compró vivienda pública al ayuntamiento de Madrid de Ana Botella en una venta que sigue en los tribunales. Santi y Lidia son una pareja joven con 4 hij@s de 13, 10, 8 y 3 años. Santi fue despedido de su trabajo como transportista para la distribuidora de Coca Cola y ha trabajado en construcción. En la actualidad ambos se encuentran en situación de desempleo. Seguir leyendo

Parado el desahucio de Lidia y Santi: ganamos el 1º asalto

El viernes 2 de junio, unas 75 persona acudimos al número 2 de la carabanchelera calle de Salvador Allende para intentar impedir el desahucio de Lidia y Santi, con cuatro hijas menores de edad, y en situación de desempleo. Y aunque parecía que todo estaba en contra, logramos parar el desahucio. Pero por desgracia sólo obtuvimos un aplazamiento. Hasta el 13 de junio por lo que la lucha sigue hasta que a Lidia, Santi y sus hijas se les garantice un techo. Seguir leyendo