Los efectos brutales de los recortes en Sanidad: el caso de José Ramón

Jose Ramón acaba de cumplir 8 años y es un niño inteligente y muy inquieto. Le gusta ir al colegio y los sábados, cuando su madre va a casas a planchar y limpiar siempre la acompaña. El pasado 15 de mayo
Jose Ramón se desmayó jugando en la calle. Muy asustada su madre le llevó al servicio de Urgencias, donde le hicieron numerosas pruebas y le detectaron un soplo cardiaco. Es importante que le atendiera un especialista y por eso le derivaron al servicio de Cardiología Pediátrica, que es quien puede dar el tratamiento óptimo para este caso viendo el estado de salud de Jose Ramón. La preocupación de su madre fue grande cuando en el Hospital 12 de Octubre le dieron cita con este especialista… ¡Para el 31 de enero! Sí, hasta bien entrado 2018 no le verá el especialista de Cardio Pediatría, el médico que necesita.

Dejar a un niño de 8 años tantos meses esperando una consulta médica de especialista no es sólo ilegal (la ley dice que la primera consulta con el especialista ha de ser en un plazo máximo de 40 días). Dejar a un niño sin especialista médico con un problema de cardiología es negligente, peligroso, escandaloso e inmoral. Es un acto que pone de manifiesto el profundo desprecio de la administración, en este caso de la Consejería de Sanidad de Madrid, por la salud y la vida de las personas. No lo podemos tolerar. Mientras espera el 31 de enero para que le vea el especialista Jose Ramón ha tenido complicaciones y problemas de salud. Deshidrataciones y pérdida de peso. El personal sanitario que le atiende está bloqueado hasta que no haya cita de Cardio Pediatra.

Vamos ha iniciar una campaña de denuncia publica para exigir que ni Jose Ramón ni ningún niño o niña de nuestra región sea tradad@ así. Para que se oferten los servicios públicos necesarios para garantizar el derecho a la vida y a la salud de todas las personas que vivimos en la Comunidad de Madrid. Vamos a hacer lo que sea necesario para acabar con estas situaciones y que se dote de una plantilla de médicos especialistas en cardio pediatría que sea acorde con las necesidades de la población y con la gravedad de los casos que afrontan.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *