Parado el desahucio de Lidia y Santi: ganamos el 1º asalto

El viernes 2 de junio, unas 75 persona acudimos al número 2 de la carabanchelera calle de Salvador Allende para intentar impedir el desahucio de Lidia y Santi, con cuatro hijas menores de edad, y en situación de desempleo. Y aunque parecía que todo estaba en contra, logramos parar el desahucio. Pero por desgracia sólo obtuvimos un aplazamiento. Hasta el 13 de junio por lo que la lucha sigue hasta que a Lidia, Santi y sus hijas se les garantice un techo.Frente al portal de Lidia y Santi se fueron congregando, Temprano por la mañana, sobre todo, vecinos y vecinas del barrio. Acudieron de diferentes partes del barrio, de diferentes sensibilidades incluso de otros barrios de Madrid, pero todos y todas dispuestas a poner los cuerpos para intentar impedir el desalojo y una nueva injusticia más.

DBTVPZdXcAoUBcRDesde la Asamblea Popular de Carabanchel y, más concretamente, desde su Comisión de Vivienda, queremos agradecer a todas las personas y colectivos, a todas las PAH, que con vuestro granito de arena, hicisteis posible la pequeña victoria de parar ese desahucio.

En frente varias dotaciones de policías nacionales nos vigilaron todo el rato. Nosotras ocupábamos la acera y la entrada del edificio con pancartas, con risas y consignas. Cuando llegó la hora marcada por el juez para ejecutar el desahucio -sí, en este caso no se esperaba ni comisión judicial ni representante de la propiedad: el juez había dictado una orden y los policías la tenían que aplicar- llegaron efectivos del llamado SAMUR social. El grupo de policías se dirigió al portal. Pero las 75 personas que nos interponíamos no nos movimos, nos agarramos de los brazos, dispuestas a intentar pararlos con nuestros cuerpos.  Y un abogado de la PAH empezó una negociación. Un buen rato más tarde se obtuvo el aplazamiento del desalojo hasta el 13 de junio. No nos hacemos muchas ilusiones: ese día habrá antidisturbios hasta en la macetas. Pero volveremos a intentar parar el desahucio. Estad atentas a próximas convocatorias.

Lidia, Santi y sus hijas residen en una vivienda recuperada de Fidere-Blackstone, el mayor fondo de capital riesgo del mundo. Este fondo buitre aprovechó el regalo que la anterior administración del PP le hacía y compró a precios de saldo pisos de protección oficial, viviendas que hay que insistir fueron construidas con dinero público para dar una solución habitacional a familias con pocos recursos. Una vez dueño de estos edificios, Fidere está expulsando a sus inquilinos originales para poder subir los precios de los alquileres y así hacer negocio con estas viviendas. Así Fidere hace negocio a costa de las penurias de los demás. El caso es que los edificios de viviendas de protección oficial vendidos a Fidere están vacíos. Y Lidia y Santi, que llevan años pidiendo a las administraciones una solución para tener un techo para poder vivir, okuparon una de esas viviendas vacías. Y Fidere los denunció, y la denuncia ha terminado en la orden de desalojo.

Desde la Asamblea Popular de Carabanchel exigimos a Fidere, el mayor fondo de capital riesgo del mundo, que no deje a nuestros vecinos sin casa. Porque Lidia, Santi y sus hijas se quedan.
Porque Lidia, Santi y sus hijas tienen derechos. Porque los derechos de Lidia, Santi y sus hijas no pueden depender del dinero.

DERECHO A TECHO PARA LIDIA, SANTI Y SUS HIJAS

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *