Nuevo alarde de brutalidad policial para desalojar una familia acaba con la detención de un compañero de la Asamblea Popular de Carabanchel

El viernes 12 de mayo Bankia consiguió el desalojo de Lorena y Quelion, una pareja joven con dos hijos pequeños, de la vivienda que unos meses habían okupado por problemas económicos en el madrileño barrio de Vallekas.Este desahucio, en el que la policía empleó gran violencia –hubo varias personas heridas y dos detenidas- había sido impulsado por Bankia, que pese a tener la obligación de dar un alquiler social, se había negado a negociarlo, optando por echar a la calle a esta familia con dos menores, que ven así vulnerados todos sus derechos básicos. El caso es más sangrante si cabe al haber asegurado la entidad, pocos días antes, que suspendería el lanzamiento, para finalmente insistir en el Juzgado de Primera Instancia número 31 Madrid y obtener la orden de desahucio. Conviene recordar que Bankia ha recibido 147.000 millones de euros de ayudas públicas y que es el buque insignia de la corrupción del PP de Madrid. Como denunciaba un activista: “han robado a manos llenas y lo paga la gente con sus derechos”. También conviene recordar que la responsable del dispositivo policial, la delegada del gobierno, Concepción Dancausa acaba de ser imputada judicialmente por corrupción.

Una imputada a la que no le tenbló la mano al ordenar el despliegue de unos 30 antiditurbios que a las 5 de la madrugada rodeaba el número 6 de la calle Campiña e impedía que nadie entrara en la vivienda, en la que se habían encerrado la pareja y una decena de personas. Era el tercer intento de desahucio para la familia de Lorena, los dos anteriores habían logrado evitarse gracias a los esfuerzos de la PAH de Vallekas y de las y los activistas del movimiento por el derecho a la vivienda de Madrid.

Mientras, en la calle decenas de activistas se habían ido concentrando para intentar detener el desahucio. La tensión fue en aumento y cuando un activista le recriminó a un policía que “si yo fuera tú me daría vergüenza”, los antidisturbios han cargado, hiriendo con sus porras a numerosas personas, para finalmente detener a dos personas, Fernando y Jorge, este último un activo compañero de la Asamblea Popular de Carabanchel 15M. Al menos una de las personas heridas en la carga policial tuvo que pasar por un centro de salud para ser atendido.

C_nXTjnXYAQUcjT

Después los policías accedieron al inmueble procediendo a desalojar a la familia junto con activistas que estaban en el piso apoyándolos. Mientras, en la calle, los detenidos eran trasladados a la comisaría de Moratalaz, donde se ha convocado a la gente a acudir para apoyar a los dos represaliados. Horas más tarde los detenidos eran puestos en libertad acusados de atentado a la autoridad, resistencia y desobediencia, lo que en la jerga de los movimientos sociales se llama el ‘pack completo’ al ser estos los delitos que la policía imputa sistemáticamente a las personas detenidas para justificar su brutalidad.

En declaraciones a medios de comunicación, un portavoz de la PAH de Vallekas, explicaba que Bankia se había negado a negociar con la familia y también había rechazado la posibilidad de un acuerdo para proporcionarles un alquiler social, tal y como habían negociado, hace ya unos meses, responsables municipales y la entidad.

Sanz ha criticado que la familia sólo cuenta con la ayuda del Samur Social y no tiene solución habitacional. También ha denunciado la falta de colaboración de las autoridades regionales, “que son las que tienen las competencias en Vivienda y son parte del problema”. También ha culpado al Gobierno central, ya que Bankia, propietario de la vivienda es, tras su rescate con el dinero de los y las contribuyentes, es en parte público.

Horas más tarde del desahucio la PAh Vallekas anunciaba que iba a encontrar un alojamiento temporal para la familia desalojada en unos de los edificios okupados que esta PAH ha abierto en el barrio para intentar dar solución a la falta de viviendas.

Para denunciar el desahucio, la brutalidad policial empleada y las detenciones, esa misma noche varias sucursales de Bankia del barrio de Carabanchel fueron empapeladas con carteles con el lema “#BankiaCriminal desahucia, estafa y engaña”.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *