El Ayuntamiento de Madrid filtra datos de convocantes de manifestación antifascista

El pasado sábado día 11 de marzo, las vecinas y vecinos de los barrios de Carabanchel y Aluche, apoyados por muchas personas de otras partes de la ciudad que también quisieron solidarizarse, realizamos una manifestación recorriendo sus calles, bajo el lema “Defiende el barrio”, en alusión a las últimas agresiones por parte de nazis en estos distritos; para demostrar nuestra repulsa ante este tipo de ataques y recordar que nuestros barrios se mantienen vivos, unidos y combativos para plantar cara a esta amenaza.
Sin títuloLa manifestación fue convocada, organizada y difundida por numerosos colectivos populares de estos barrios, organizaciones de base que de forma autogestionada y autónoma a las instituciones hacen frente al racismo y al fascismo de manera cotidiana, en sus múltiples formas y expresiones: ya sea reventando sus concentraciones, eliminando su propaganda o impidiendo redadas racistas policiales. Imposibilitando en definitiva que tengan ningún espacio en la sociedad para promover sus ideas políticas.

Esta vez, y pese a que es un trámite que nos parece engañoso e innecesario, la manifestación fue comunicada a Delegación de Gobierno de la Comunidad de Madrid para evitar abusos policiales a vecinos y vecinas que quisieran sumarse a ella y que pudiesen temer las represalias ante posibles identificaciones. Estos trámites, que solo buscan controlar y domesticar las expresiones populares, son un peaje que impone la administración, no es un requisito que necesitemos para nuestra autorganización ni una garantía de seguridad.

Desgraciadamente el Ayuntamiento de Madrid no se toma en serio la amenaza del neonazismo en la ciudad, y pruebas son que negocie con colectivos tan despreciables como Hogar Social y sus recogidas “caritativas” de alimentos solo para españoles, o la escasa atención que presta a las agresiones racistas. Pero ahora hemos podido comprobar que en un temerario acto de incompetencia, el ayuntamiento ha filtrado los datos personales de los convocantes de dicha manifestación del día 11 a todos los servicios que movilizó: samur, personal de limpieza, policía municipal… pese a tener la obligación de mantenerlos en secreto por su propia ley de protección de datos, poniendo en peligro la seguridad personal de aquellas que nos vemos obligadas a facilitar esta información, y más en una convocatoria de estas características contra los delitos de odio.

El Ayuntamiento de Madrid nos pone en peligro a todas y todos con su pasividad frente al fascismo y la impunidad de sus agresiones, y ahora además cuando facilita que nos señalen e identifiquen. Pero tampoco podrán pararnos, y seguiremos luchando para expulsar de nuestros barrios a los nazis.

¡Carabanchel antifascista! ¡Madrid antifascista!

Asamblea Popular de Carabanchel 15M, Asamblea Antifascista de Carabanchel.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *