Tuneamos los autobuses por el 8 de marzo

El barrio está para disfrutarlo, para recorrerlo con manifestaciones, para conocer a sus gentes. El barrio está para hacer redes, para luchar, y por qué no, el barrio está para decorarlo. Carabanchel es el lugar donde explota la rebeldía, la resistencia, el apoyo mutuo, las carcajadas en mitad de la represión. Carabanchel es y será feminista. Y por eso el pasado domingo tuneamos los autobuses para convocar al paro internacional y manifestación del 8 de marzo.

¿Que qué es tunear el autobús? Pues algo tan creativo y atrevido como decorar los autobuses que circulan por el distrito y otros lugares de la ciudad, con carteles hechos con nuestras propias manos que son pegados en la parte trasera de estos vehículos, públicos, y por tanto de todas y todos.

Nuestros mensajes eran claros y contundentes, y es que el 8 de marzo y cada día, las mujeres nos jugamos mucho. Porque en cada uno de estos días, se nos asesina por el mero hecho de ser mujeres, se nos oprime en los empleos, se nos acosa por las calles, se nos obliga a cuidar de los demás, sin que se valore en absoluto nuestro trabajo. También, se nos cosifica, se nos dicta cómo debemos ser… En definitiva hay muchos motivos para salir a la calle.

Por eso, el pasado domingo queríamos que los autobuses del barrio gritarán rebeldía. Y que no sólo te llevarán al centro, si no que nuestros mensajes retumbarán en lo más hondo de ti, y de ahí pasaras a la acción. Y qué bonito sería vernos compañera, parando en los trabajos, caminando juntas sosteniendo una pancarta, megáfono en mano, con la mirada cómplice, con una unión imparable…

A la policía municipal pareció no importarle todas nuestras razones para realizar esta acción. Y para variar, vinieron a aguarnos la fiesta. Sus armas, ya las conocéis, pistolas, porras y prepotencia sin sentido. Las nuestras, celo, rotuladores y ansías de cambiar el mundo. Esto debe ser tan peligroso que nos impidieron seguir convocando al paro y manifestación. Y el precio, tres identificaciones a compañeras que lo único que hacían era luchar por conquistar derechos, los derechos de las mujeres.

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, así que aquí podéis verlo:

En fin, que ya todo parece ser ilegal en este país, en esta ciudad, pero todo lo que hacemos es legítimo.

Y recuerda que si quieres ir a la manifestación, hemos quedado en el barrio a las 18h en la Plaza de Oporto. Y si quieres sumarte al paro, aquí nuestras recomendaciones.

Porque siempre juntas y fuertes. Feministas siempre. 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *