ADLA gana un juicio por despido improcente

El pasado 11 de enero tuvo lugar la convocatoria del juicio entre una compañera de ADLA y las empresas Gi Group y Whisbi por un despido irregular. A la cita sólo se presentó una de las empresas, Gi Group, por medio de su abogado. No hubo necesidad de entrar a juicio, ya que en la conciliación previa la empresa cedió a firmar el despido improcedente y a indemnizar a la compañera. Sin embargo, la representación legal de la empresa, a cargo del despacho de Laso y Álvarez Asociados demostró su mal talante tratando de amedrentar una vez más a la compañera y sus acompañantes como ya lo había intentado en el pasado.

Acta conciliación 1-2

Este trámite no habría sido necesario si la empresa hubiera acudido a la conciliación inicial. Es un recurso muy habitual entre las empresas tratar de disuadir a las trabajadoras de sus reivindicaciones no asistiendo a los actos de conciliación.
Esto demuestra que una vez más la presión colectiva, resuelve los conflictos de las vecinas con más eficacia que los juzgados.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *