Acompañamiento al Banco Santander el viernes 15

IMG-20160115-WA0008Desde la comisión de Vivienda de la Asamblea del 15M de Carabanchel estamos luchando para que el Banco de Santander no desahucie a 2 familias de nuestro distrito. Se trata de 2 familias jóvenes, Enrique y Soraya con una niña de 3 años y Noe y Séfora con un niño de 2. Ambos son familias que tienen a todos sus miembros en situación de desempleo y que subsisten con pequeñas prestaciones de poco más de 400 euros. Estando todos los miembros en situación de desempleo a ambas familias les es imposible acceder a una vivienda en el mercado libre. Igualmente tampoco pueden obtener una vivienda de protección social por lo que se han visto obligad@s a entrar a vivir recuperando viviendas propiedad del Banco de Santander. Son viviendas que estuvieron habitadas en su momento y a las que el banco desahució. Ahora no están vacías sino que sirven para que las familias con menores a su cargo no se queden en la calle con el drama enorme que esto les supondría. La actitud de la multimillonaria entidad propiedad de Ana patricia Botín ha sido echarles de esas vivienda. Les da igual que no tengan alternativa habitacional. Aunque desde la comisión de vivienda hemos intentado llegar a un acuerdo y que ofrezcan una alquiler social a ambos casos en ambos el banco se niega. A Noe y Séfora les han intentado desahuciar en 2 ocasiones y en ambas la movilización vecinal consiguó impedir que se quedaran en la calle. A Soraya y Enrique les estuvieron “dando largas” mientras se acercaba la fecha de su desahucio. El encierro de compañer@s en la sucursal del Santander el pasado 13 de Septiembre consiguió un compromiso del la entidad de paralizar el desahucio, retirar los cargos de usurpación contra la familia y el compromiso de un alquiler social. Posteriormente el Santander ha planteado que no les concederá alquiler social “por no tener ingresos” (se deben de creer que la gente ocupa por gusto) y continua con los cargos contra la familia.

Acompañamiento al Santander Con Soraya y Noé

Como parece que el Santander sólo entiende el lenguaje de la presión decidimos presionar a la entidad y acudir a la sucursal central de la entidad en la ciudad de Madrid el pasado 15 de enero. A demás pedimos colaboración a las PAHs y grupos de vivienda del conjunto de la ciudad. Agradecemos enormemente la solidaridad recibida, gente de otros distritos que sin conocernos, por puras ganas de colaborar y ayudar a estas familias participaron y dieron su tiempo y esfuerzo para que estas familias no sean desahuciadas. Aún no hemos conseguido un compromiso en firme del Banco de Santander de que no va a desahuciar a estas familias con menores, pero seguiremos luchando para que ni estas dos familias ni nadie se quede sin una vivienda.

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *