Entrevista a Atanás, activista de PAH Villaverde

El 21 de noviembre de 2014 se produjo el desahucio en Vallekas de Carmen, vecina de 85 años. El suyo fue uno de esos desahucios que transcienden de los barrios e incluso de la ciudad, convirtiéndose por unos momentos en primera plana de todos los medios y que contó con el apoyo del Rayo Vallecano. Una foto de Andrés Kudacki del desahucio de Carmen se ha convertido en un icono y ha dado la vuelta al mundo visibilizando la situación que se vive en España respecto al tema habitacional.

812230597_114204Al #StopDesahucios convocado para intentar parar la injusticia del desahucio acudieron cientos de personas, una de ellas fue Atanás, integrante de PAH Villaverde. Atanás fue detenido una vez efectuado el desahucio, recibiendo multitud de golpes por parte de la policía que resultaron en un diente roto y una uña arrancada. El activista es ahora juzgado por aquel suceso, comenzando la vista oral el jueves 12 de noviembre.

Atanás nos cuenta que su detención se produjo una vez realizado el desahucio “ya habían retirado el cordón policial y nos acercamos a la vivienda de Carmen por si había que ayudar a mover enseres. La policía volvió detrás de nosotros y me cogieron en el portal. Al ver que tenia el móvil grabando, me lo quitaron y de repente un policía comenzó a decir que iba detenido”. Atanás cuenta como, sorprendido, le preguntó al agente sobre la razón de su detención “me contesto “por payaso”, me dio un puñetazo y se dio la vuelta, lo cual yo aproveché para salir del portal con las manos levantadas gritando “me están pegando” – momento que ha quedado recogido en el vídeo de Alicia Armesto – “en ese momento recibí una lluvia de golpes, me tiraron al suelo y me arrastraron detrás de una esquina, donde me siguieron pegando. Varios policías me inmovilizaron, hasta el límite de no dejarme respirar, por lo que finalmente perdí el conocimiento. Al despertar sentí un fuerte dolor en las muñecas y la policía comenzó a burlarse de mi diciendo “¿por una vieja te merece la pena estar 3 noches en calabozos?. Mas tarde me subieron a una “Z” y me trasladaron a comisaría.”

Atanás fue trasladado a la comisaría de Entrevías donde permaneció detenido 6 horas y donde recibió un trato violento por parte de los agentes “el principio fue brutal, tenia prohibido hablar a no ser que se me preguntara y si no les gustaba la respuesta, me gritaban como un perro sordo, desde principio solicité una revisión médica ya que tenia un diente roto y sentía mucho dolor en un pie. Tardaron 5 horas en trasladarme al centro médico, después de haberlo reclamado mas de 4 veces”.

Finalmente Atanás fue puesto en libertad con cargos, siendo recibido en la puerta de la comisaría por compañerxs de la lucha por la vivienda de todo Madrid. Los cargos son de desobediencia y atentado a la autoridad y alteración del orden público, por lo que le piden 33 meses de prisión. “La policía ha presentado un parte de lesiones por daños en las manos, mas concretamente en los puños” apunta Atanás, que considera muy injusta la situación “yo acabé con un diente roto y una uña del dedo del pie arrancada, mientras los policías presentan daños en los puños pero es porque me usaron como un saco de boxeo. Yo no he desobedecido nada, ya que el cordón policial ya había sido retirado como la misma policía reconoce”.

Atanás nos cuenta que denunció a la policía por el trato recibido, pero ha sido archivada “ya que los agentes no portaban el número de placa y no es posible su identificación”.

El activista relata que se siente apoyado y arropado por el resto del movimiento de vivienda de Madrid pero hace una petición para afrontar esta situación “no os olvidéis de mi el día del juicio y en lo que pueda seguir”.

Como primeras consecuencias de su injusta detención, Atanás denuncia una, muy clara “Me ha frenado mucho en el activismo ya que estoy pendiente de juicio” y prosigue “aunque lo combatimos, el factor miedo nos afecta y nos frena, naturalmente nadie quiere entrar en prisión”

Para terminar e intentar sacar algo positivo de esta situación, Atanás comenta “al menos, estas injusticias hacen aprender a los activistas mas jóvenes a ser desconfiados de los supuestos defensores de la ley, que no tienen ni moral ni ética”.

El juicio de Atanás comenzará el 12 de Noviembre, a las 11:00 en los juzgados de Julián Camarillo Nº 11. El movimiento de vivienda de Madrid, ha convocado una concentración de apoyo frente a los juzgados.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *